¿Cómo se calcula el IVA proporcional?

Cálculo del iva proporcional

La lógica de imputación del Impuesto al Valor Agregado (IVA) es bastante sencilla, pues solo consta de enfrentar el IVA débito fiscal proveniente de las ventas contra el IVA crédito fiscal originado por las transacciones de compra.

Sin embargo, esta sencillez de cálculo en la determinación del IVA a pagar o del remanente de crédito fiscal cambia cuando junto a las operaciones gravadas por el IVA tenemos otras que son exentas y/o gravadas.

Así que en este post vamos a dilucidar un poco esta situación de cómo calcular el Crédito Fiscal proporcional, pero antes revisemos las siguientes definiciones:

¿Qué es el IVA común?

El IVA común o de utilización común corresponde a aquel IVA originado en la adquisición de bienes o servicios, así como también en las importaciones que son utilizadas tanto en operaciones gravadas como exentas y/o no gravadas con dicho impuesto.

Este IVA común debe ser claramente identificado para poder aplicar las regla de proporcionalidad.

Por tanto, una parte de este IVA común será imputado contra el débito fiscal del periodo y la otra no.

¿Qué es el IVA proporcional?

Teniendo en cuenta la definición anterior, podemos inferir que el IVA crédito fiscal proporcional corresponde a la parte que si puede relacionarse a las operaciones gravadas de IVA y por tanto imputarse contra el débito fiscal.

Dicho de otra manera:

Cuando el contribuyente tiene crédito fiscal por compras y contratación de servicios que generan simultáneamente operaciones gravadas y otras exentas o no gravadas debe calcular IVA proporcional.

Procedimiento para el cálculo del IVA Crédito Fiscal proporcional

Paso 1: Hay que identificar con claridad el IVA común.

Paso 2: Identificamos el período tributario mensual en el que se cuenta con operaciones gravadas y exentas o no gravadas.

Paso 3: Aplicamos la siguiente fórmula: Ventas Afectas Acumuladas / (Ventas afectas + Ventas Exentas o No gravadas Acumuladas). 

Los dos valores en la fórmula deben ser los acumulados desde el primer mes del año. 

Esto nos proporcionará un porcentaje que representa las ventas afectas acumuladas  sobre el total de ventas que incluye las afectas como las gravadas acumuladas.

En esta tabla se muestra una simulación de la fórmula aplicada en el paso 3.

Proporcionalidad para el mes de julio sería:

36.000.000/38.500.000 = 93,51%

Así entonces dicho porcentaje será aplicado al IVA Común del mes de julio en el ejemplo.

Para ilustrar esta situación tenemos los siguientes datos:

  1. El contribuyente realiza una venta exenta por $ 2.500.000
  2. El contribuyente realiza una venta afecta a a IVA por $ 2.500.000 que genera un débito fiscal de $475.000.
  3. Tiene una factura con IVA crédito fiscal de uso común con un IVA de $ 200.0000.
  4.  Posee una factura de proveedores con un Crédito Fiscal IVA de $ 300.000 asociado a la venta afecta.
  5. Tiene una factura de proveedores con un Crédito Fiscal IVA de $ 100.000 asociado a la venta exenta.

Ordenando la información y haciendo los cálculos respectivos tenemos que el porcentaje lo aplicaremos al IVA Común de $200.000; dando como resultado un valor de $187.020 ($200.000 x 93,51%).

Los $187.020 (proporcional) se suman al IVA de la compra asociado a la venta afecta que es $300.000.

Por tanto, el IVA Crédito Fiscal a enfrentar contra el IVA Débito Fiscal del mes es por $ 487.020.

Consideraciones a tener en cuenta

Procedimiento anual acumulativo

Si bien en el ejemplo los meses de agosto, septiembre y octubre no hubieron ventas exentas o no gravadas, pero la proporcionalidad se sigue calculando y aplicando al IVA común. 

Esto se debe a que este es un mecanismo anual acumulativo y por tanto debe aplicarse independientemente de ventas exentas o no durante un periodo determinado.

Esto nos lleva a que cada año se comienza desde cero, es decir se comienza de cero a partir de enero del siguiente año.

Proporcionalidad del IVA cuando existen Facturas de Exportación

Las exportaciones si bien son operaciones exentas, la Ley les otorga el derecho a recuperar los créditos fiscales asociados a dichas operaciones, por lo cual no deben aplicarse en el cálculo de la proporcionalidad.

El SII hace también esta consideración:

El la situación excepcional en que el contribuyente tenga simultáneamente ventas internas afectas, exentas y exportaciones, debe considerarse lo instruido en el Oficio 427 de 1995 , en el orden de que para los fines del cálculo de la proporcionalidad referida, las exportaciones deben sumarse a las ventas afectas.

Por lo tanto, no se aplica proporcionalidad a las exportaciones.

Si volvemos al ejemplo anterior, consideremos al siguiente dato:

En julio hubo una venta de exportación por $4.000.000. Tenemos entonces que en dicho mes las exportaciones pese a ser exenta debe ser sumada a las ventas afectas.

El cálculo de proporcionalidad sería:

40.000.000/42.500.000 = 94,12%

Ahora es tu turno. Cuenta que te ha parecido este tutorial y no olvides compartir esta información que seguramente será de utilidad para alguien más.

Deja un comentario

2 × dos =